martes, 2 de mayo de 2017

Origen de Ir de punta en blanco.

Se dice ir de punta en blanco cuando se va perfectamente arreglado.

En la Edad Media cuando los caballeros se disponían a ir a la batalla se equipaban con las mejores piezas de su armamento. Las «armas de punta en blanco» eran aquellas afiladas, cortantes y puntiagudas, que estaban compuestas de acero pulido (o bruñido) de tal modo que brillaban al sol, al contrario de las que usaban durante las prácticas y cuyas armas carecían de punta para no dañar al contrincante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario