domingo, 5 de marzo de 2017

Origen de Eco.

En la mitología griega existía una ninfa que se llamaba Eco. Esta ninfa disgustó a Hera, la mujer de Zeus, dios del Olimpo. Para castigarla la condenó a repetir aquellas últimas palabras que se le dirigiera.

Con esta situación, Eco se enamoró de Narciso, un joven muy bello. Como ella no podía hablar no podía comunicarle a él su amor. Un día Narciso, en el bosque, acabó separado de sus compañeros y cerca de donde se encontraba Eco. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco respondió: «Aquí, aquí». Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: «¡Ven!». Después de responder Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió. Por eso en las cuevas existe el eco.

Mi chico me es fiel.

Origen de Narcisista o Narcisismo.

Según la mitología griega, Narciso era un joven muy apuesto que rechazaba a todas las jovencitas que le pretendían. Una de las rechazadas fue la ninfa Eco que, muy afectada por su rechazo se retiró desolada para ocultarse en una cueva.

Némesis, diosa de la venganza, ante tamaño suceso hizo que Narciso se enamorara de su propio reflejo. Una vez este se vio reflejado en las aguas, sin poder evitarlo, acabo arrojado en ellas y murió ahogado. En el lugar donde falleció creció la conocida flor denominada narciso.


Origen de Carbonara.

La carbonara es una de las recetas más populares y queridas de la pasta.

El origen de esta receta proviene de Los Apeninos (Italia). Allí los mineros consumían una receta muy similar a la actual carbonara y lo tomaban rápidamente para que el huevo no se cuajara. Como las minas eran de carbón de ahí derivó el nombre de carbonara.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados británicos estaban liberando Italia de la ocupación nazi allá por 1944, cansados de desayunar huevos con bacon, se acercaron con estos ingredientes a un pueblo cercano para ver si les podían preparar un nuevo plato para ellos. De esta manera a los poco conocidos carbonara se les añadió otra pieza clave del plato, el bacon y se propagó esta nueva y suculenta receta más allá de por los pequeños pueblos de Los Apeninos.


Origen de Pintar la mona.

Se dice pintar la mona cuando se está sin hacer nada.

Esta expresión proviene de un juego de cartas llamado La mona. La mona consiste en un juego de parejas en la que los distintos jugadores siempre que tengan una pareja de cartas del mismo número (independientemente de su palo) se descartan. El juego consiste en robar una carta a tu jugador más cercano y, en función de esta carta, proceder al descarte correspondiente en caso de que haya una nueva pareja. La mona es una carta conocida de antemano y no es más que una carta que no tiene pareja, de manera que cuando robas la mona o la tienes en tu poder no puedes hacer nada con ella ya que no te permite descartarte cartas. El jugador que pierde es aquel que permanece al final del juego con esta carta.

Este sí que pintaba la mona.

Origen de Una de cal y otra de arena.

Se dice una de cal y otra de arena cuando se refiere que hay una parte buena y otra parte mala.

A la hora de hacer la argamasa se deben utilizar ambos materiales para su fabricación con unas medidas casi idénticas a una porción de cal por una de arena. 

La cal al ser un material con partículas infecciosas que se transmiten por su olor se considera la parte "mala", mientras que la arena, fina y agradable al tacto, sería la parte "buena".


Origen de Echar las campanas al vuelo.

Se dice echar las campanas al vuelo cuando se celebra mucho algo muy bueno.

Antiguamente, las iglesias comunicaban, por medio de sus campanas sucesos a la población. Por medio de ellas se comunicaba un toque de difuntos (la muerte de alguien), una gran amenaza o un incendio en la ciudad mediante un toque muy rápido o una gran victoria o un gran acontecimiento feliz por medio de hacer girar las campanas sobre sí mismas sin parar, como si "volaran". Por eso echar las campanas al vuelo es celebrar algo muy jubiloso.


viernes, 3 de marzo de 2017

Origen de Viva la Pepa.

Se dice viva la Pepa cuando se celebra algo muy grato.

Una vez España se había liberado de las tropas napoleónicas, España quería gobernarse por sí misma sin depender de ningún rey. Por ello, el 19 de marzo de 1812 (festividad de el día del Padre) se constituyó la Constitución de Cádiz. Esta constitución liberal era conocida vulgarmente como la Pepa.


jueves, 2 de marzo de 2017

Origen de Hay gente pa tó.

El torero Rafael el Gallo le presentaron a Ortega y Gasset. El torerno preguntó quién era "aquel gachó con pinta de estudiao". La gente le dijo que era filósofo. "¿Filo qué, ezo qué e?" preguntó el torero.

Una vez alguien le explicó en qué consiste la Filosofía el matador respondió sorprendido: "Hay gente pa tó".


Origen de Te han engañado como a un chino.

Se dice te han engañado como a un chino cuando se engaña a alguien con suma facilidad.

El origen de esta expresión no termina de estar muy claro. 

Primer posible origen:
En los tiempos en que en la isla de Cuba se erradicó la esclavitud y trataron de contratar trabajadores muy baratos. Los chinos eran contratados por ocho años en cuadrillas de ocho trabajadores. Una vez llegaban a la isla eran vendidos como esclavos a los dueños de las plantaciones.

Segundo posible origen:
Marco Polo cuando recorría la famosa Ruta de la Seda obtuvo grandes beneficios haciendo intercambio de objetos con los chinos. Tanto es así que en Europa comenzó a circular la creencia que esta gente era fácil de engañar.


Origen de No ha ido ni El Tato.

Se dice no ha ido ni El Tato cuando no ha ido nadie a algún sitio o evento.

El Tato era el mote que se le daba al torero sevillano Antonio Sánchez (1831-1895). Era muy famoso porque no se perdía ni una corrida ni ningún evento social. De hecho se le amputó la pierna tras una cogida y aún así no dejaba de asistir a los eventos.